jueves, 26 de diciembre de 2013

2

Ponerse de rodillas

Tras media hora de observación en la calle comercial de turno de cualquier ciudad (Arenal en Madrid, Corrida en Gijón, Tetúan en Sevilla, Santiago en Valladolid, etc.) cualquiera puede darse cuenta de que la mendicidad se resume en dos posiciones: la idealista y la pragmática.

La postura idealista es la empleada por aquel que todavía confía en el prójimo y, arriesgando su integridad, se sitúa de rodillas en el centro de la acera, con los ojos cerrados, la cabeza agachada y sujetando con una mano un vaso de plástico blanco con unas monedas. Una situación humillante para él, ya que la gente es completamente insensible a su ruego, a la vez que temeraria, pues lo más que puede pasar es que sea atropellado por la corriente humana que circula esquivándole y siendo tratado

jueves, 19 de diciembre de 2013

11

Coches impolutos, dueños para el desguace

Si uno va a un lavado de coches es posible que, desafortunadamente, le toque esperar un buen rato. Momento idóneo para observar la actitud para con su vehículo de los adelantados de la fila.
Una de las cosas que más llama la atención es la de los contrastes que se dan entre determinados automóviles y sus dueños. Es curiosa la pasión que sienten algunas personas por su coche, anteponiendo el bienestar de este al suyo personal. Suele darse en un tipo de vehículos y marcas concretos, pero, por no generalizar, vamos a dejarlo en los cupés y deportivos de baja gama y que cada cual determine sus modelos ganadores, que hay unos cuantos.

Muchos de esos conductores tienen su coche impecable, alerones y pegatinas aparte: neumáticos nuevos, ambientadores en todas las rejillas de ventilación, ceniceros que jamás soportaron un cigarrillo, alfombrillas sobre las que beber sopa, maleteros organizados con precisión suiza y tapicerías impolutas dignas de la ópera de Milán.

jueves, 12 de diciembre de 2013

6

Pagar por pasar miedo

El cine de terror es un género tan válido como otro cualquiera y para gustos los colores. Pero eso de disfrutar del desasosiego, los sobresaltos y los microinfartos mirando a la pantalla a través de la palma de la mano entreabierta, se me escapa.

¿Dónde está el placer en el miedo voluntario? Personalmente, cuando he visto alguna película de terror, el único momento que he disfrutado ha sido cuando se ha hecho de día y deja de llover, que son dos cosas muy habituales en estas películas para avisar de que te dejan respirar durante un par de minutos.

Otro ejemplo es lo del puenting. La gracia de lanzarse al vacío desde treinta metros sujeto a una cuerda, entiendo que consiste en que esta no se rompa y sea el propio aventurero el que cuente la experiencia, que siempre será más divertido a que lo tengan que contar los amigos. Obviamente, siempre es una alegría que la muerte coja un camino distinto al nuestro, pero ir corriendo detrás de ella para que no se escape...

jueves, 5 de diciembre de 2013

4

Es lo que hay

Desde hace unos cuantos años, hay una frase que, por desgracia, se ha convertido en habitual, siendo comodín para todo aquello que nos disgusta, pero sobre lo que no actuamos y que refleja el conformismo y la desidia actual: es lo que hay.

En los comienzos de los 2.000, uno iba  ver una casa en ruinas por la que le pedían 250.000 euros y, ante nuestra indignación con el propietario, el tío se encogía de hombros y nos soltaba lo de "es lo que hay". Estudian subir la luz un 17%, algo ante lo que algunos países pondrían el grito en el cielo, y nosotros solo nos planteamos de qué partida poder restarlo para sumarlo a la factura de Iberdrola o Unión Fenosa. Es un robo y una vergüenza, pero mayor es nuestra sumisión, así que es lo que hay.

jueves, 28 de noviembre de 2013

8

Ciber chollos y ciber gangas

Hace ya un año hablamos de las nuevas estrategias para animar, aun más si cabe, al consumismo. Entonces era el black friday. Pero parece que el viernes negro se ha quedado corto, y los creativos vienen pegando fuerte.

Yo no sé qué concepto tienen las empresas acerca de los consumidores, pero debe de dar la impresión de que euro que entra por un bolsillo, euro que sale por otro. Así que visto que el black friday ha funcionado, y que hemos picado en eso de que nos asignen un día para comprar más barato o, cuando menos, más compulsivamente, han decidido ir más allá y crear chorradas de igual calibre, siguiendo la misma estela.

jueves, 21 de noviembre de 2013

4

Comprar o alquilar

Hay quien dice que alquilar un piso es tirar el dinero y que es más sensato comprar, pero tal y como está la situación en España, donde en cualquier momento hay que coger el petate y salir corriendo, cuantas menos ataduras mejor.

Una de las primeras ventajas de no ser propietario es que nos olvidamos de la prueba irrefutable de que el hombre proviene del mono: las juntas de vecinos, de las que ya hablamos en su día. Otra gran alegría es que desaparecen de nuestro vocabulario los términos Euribor y Banco Central Europeo, a quien las repercusiones en España de sus acciones le tiene absolutamente sin cuidado.

jueves, 14 de noviembre de 2013

5

Vestir a los perros

Pocos placeres hay en la vida como disfrutar de la compañía de un perro. Nos enseña a pasear y nos demuestra eternamente lo que es el amor incondicional. ¿Por qué algunos desagradecidos se lo pagan humillándoles con atuendos ridículos?

Un perro es un perro. Y nada más hermoso que verlo correr tal cual vino al mundo, con sus manchas de barro, sus babas, sus cicatrices de guerra, e incluso con el extraño olor en su pelo tras un paseo bajo la lluvia. No necesita complementos. En su bondad está la elegancia y el atractivo.

¿Por qué someterles a unas seudo gabardinas, impermeables de cuadros escoceses, chalecos de punto o incluso sombreros? Yo no dudo de que sus amos los quieran con locura, pero no son conscientes de la humillación a la que son sometidos los canes. Si por la calle nos encontramos con una estampa similar, veremos como los Tobys, Atilas, Brutus y Willows agachan la cabeza, avergonzados, retirándonos la mirada.

jueves, 7 de noviembre de 2013

5

Moda, modelos y pasarelas.

Muy apasionado de la moda hay que ser para entender los designios de la misma. Y aun más apasionado hay que ser para vestir determinadas prendas, como las que se presentan en los desfiles. ¿Qué son esas extravagancias que nadie en su sano juicio se va a poner?

A mí no me extraña que cuando hay un desfile de moda se hagan eco de ello en el telediario, porque la vestimenta que se ve es digna de relegar a un segundo plano al accidente nuclear de Fukushima. Todavía está por llegar el día en el que nos subamos en el metro y veamos a alguien circulando por el pasillo del vagón con las extrañas prendas que lucen en las pasarelas.

¿A qué vienen esos ejercicios de mal gusto? ¿Cuál es el objetivo de estas acciones? Yo no entiendo la estrategia de las marcas de prestigio, apostando por desfiles donde un fulano pasea con abrigo de visón naranja, bermudas de pana, chanclas y, en la cabeza, una gorra con una hélice. O una chica que parece que se ha escapado de Narconon o de Proyecto Hombre, caminando de un modo que no lo hace ni hará nadie, con una pluma en la cabeza, un albornoz, botas de agua, y tirando de una correa en la que al final hay un hurón que hace las veces de sufrida mascota

jueves, 31 de octubre de 2013

5

Halloween: vuelve la pesadilla

Aunque ya se habló de este tema hace justo un año, no puedo evitar comentarlo de nuevo. Todo lo que sea cuidar de las fiestas ancestrales españolas, como Papá Noel, el día de San Patricio o Halloween, merece un respeto aunque solo sea por nuestros antepasados, que tanto lucharon por evitar que cayesen en el olvido.

Uno ve la integración de la fiesta de las calabazas y la chorrada absoluta del "truco o trato" y no cabe duda de que España es un país de lo más permeable y permisivo, capaz de aceptar como propias, prácticamente en cuestión de semanas, tradiciones y costumbres de otros pueblos. No solo aceptarlas, sino ponerlas por encima de las nuestras sin ningún tipo de rubor.

Y es que a mí que me llamen clásico, pero eso de "no fuimos al cementerio a ver a los abuelos porque acabamos muy tarde la fiesta de Halloween y los niños estaban cansados" me parece digno de que los difuntos de verdad se revuelvan en sus tumbas e incluso que salgan de ellas y vengan a hacer justicia tirando de guadaña sin cortarse.

jueves, 24 de octubre de 2013

6

El valor de una fotografía

Con los teléfonos móviles y camaras digitales hemos ganado en fotografía documental, pero... ¿hemos perdido el valor estético y artístico de la fotografía familiar y de grupo?

Me pongo a ver fotos de abuelos, padres y demás, y las comparo con las que hacemos actualmente y veo una gran diferencia: antes la gente se preparaba para la foto. El calvo se elevaba para que no se viese la coronilla, el bajito se ponía de puntillas, el gordito metía tripa, las señoras se atusaban el cabello y los trajeados ajustaban el nudo de su corbata y el ala del sombrero. Dignidad.

jueves, 17 de octubre de 2013

4

El libro de reclamaciones

Alrededor del libro de reclamaciones giran cuatro aspectos muy arraigados en la cultura española: la chapuza inicial, la chulería, el miedo al palo, y la falta de solidaridad del reclamante.

Por alguna extraña razón, el libro de reclamaciones es algo que funciona relativamente bien en España. En muchos comercios parece que todo lo que era chulería y falta de respeto se vuelve amabilidad, simpatía y profesionalidad cuando se exigen las hojas numeradas de marras.

El problema es que, por nuestro carácter latino, el proceso suele ser el siguiente, poniendo como ejemplo real cercano el de un taller de pintura de automóviles:

1. El coche se lleva a pintar y sale del túnel peor de lo que entró  (la chapuza inicial).
2. Queja verbal al responsable del suceso y posterior réplica suya argumentando que tal vez deberíamos corregir la graduación de nuestras gafas (la chulería).
3. Petición del libro de reclamaciones.
4. Aparición estelar del clásico encargado, quien, repentinamente, escora su postura hacia nuestro bando y reconoce que ha debido de haber un problema con la pistola y la mezcla de colores, etc. (miedo al palo)
5. Se pinta de nuevo el coche. Esta vez parece que la pistola está arreglada.
6. El cliente ha hecho valer sus derechos y el libro de reclamaciones vuelve, inmaculado, al lugar del que nunca debió salir. Como han resuelto el problema, ya no continúa con la queja escrita y al que le pase lo mismo, que se busque la vida como ha hecho él (la insolidaridad). 

Y así continuamos la cadena, en la que el siguiente cliente que acuda al taller se encontrará con un problema en la pistola y la mezcla de colores, y tendrá que pedir el libro de reclamaciones, y saldrá el encargado, y el coche se pintará de nuevo...

jueves, 10 de octubre de 2013

5

Facebook y las entrevistas de trabajo

Por muchos es conocido que algunas áreas de Recursos Humanos emplean las redes sociales para encontrar (o desechar) candidatos. Pero que según esta noticia, el número de empresas llegue al 94% ya es para tomárselo en serio.

En el lado positivo está Linkedin como posible aliado pero como verdugo tenemos a Facebook, consultado por el 24% de las empresas. Así que en una de cada cuatro entrevistas a las que vayamos, van a saber de antemano si seguimos al Real Madrid, si somos más de AC/DC que de Lady Gaga o si nos gusta lo de "señoras que se sientan a tu lado aunque el autobús esté vacío".

jueves, 3 de octubre de 2013

7

Mujeres, hombres y bíceps y berzas

De acuerdo que los programas de física cuántica de Punset o los sermones de Pueblo de Dios en el antiguo UHF no tienen porqué ser lo más atractivo en TV, pero que una alternativa sea algo como "Mujeres, hombres y viceversa" es, cuando menos, inquietante.

Básicamente, MHYV es un programa donde unos primates que aguantan relativamente bien la verticalidad flirtean con un grupo de mujeres que guardan gran parecido con esas que fuman, llevan perfumes muy fuertes y se apoyan en las farolas a la hora en la que salen los basureros. Todo acompañado de un lenguaje que es un enfrentamiento directo con la Real Academia Española, donde el diccionario se lleva tales patadas, que debe de andar ya por Finisterre.

jueves, 26 de septiembre de 2013

6

Ojo, que vengo recomendado

Me comentaba un amigo que en el momento de ser despedido de su empresa, su jefe se ofreció a hacerle una carta de recomendación para futuras (ojalá cercanas) ocasiones. Y el chaval poco menos que le dijo que se la metiese por donde no llegan los rayos del sol.

Y es que aunque se haga con la mejor intención, mala salida tiene eso. ¿Cómo se presenta uno en una entrevista explicando que está en el paro, pero amparado por un supuesto salvoconducto que dice que ese candidato es un líder nato, capaz de liderar grandes proyectos con resultados sobresalientes, pero donde el que lo firma le pasa el mochuelo a otro?

jueves, 19 de septiembre de 2013

2

Miedo al tabaco y la carretera

A tenor de los consejos sanitarios de las cajetillas de tabaco o de los paneles informativos en la carretera, uno se plantea si viendo el resultado estas campañas tienen éxito. ¿Funciona el miedo como método de persuasión?

La persuasión funciona, pero no es necesario que siempre vaya acompañada de temor. Tal vez un giro de 180 grados pueda tener un mejor efecto en nosotros y, por tanto, conseguir el objetivo deseado. "Fumar mata" puede ser que funcione. Pero quizás también lo haría algo como "dejando de fumar mejoras el sentido del gusto y la paella de marisco tendrá aun mejor sabor". O en lugar de poner una foto de unos pulmones carbonizados, podrían poner unos completamente sanos y un texto que diga "mira que tipito se le van a poner a tus pulmones si dejas de fumar ahora".

jueves, 12 de septiembre de 2013

5

Madrid: tirón de orejas 2020

Ha habido suerte y se ha impuesto la cordura: las Olimpíadas para otros. Y es que los españoles estamos tan acostumbrados a la corrupción, a las comisiones del diez por ciento y a los concursos asignados a dedo, que nos creemos que por intentar aparentar honradez durante una semana, los demás van a picar.

Que se lleven los juegos olímpicos lejos de España tiene que hacernos felices. Ha triunfado el sentido común, y el trabajo bien hecho, sobre la avaricia, la usura y la falta de integridad. Lo que ya no da tanta alegría es que sean otros los que vengan a tirarnos de las orejas y a decirnos que antes de poner la casa en alquiler, lo mínimo no es ya enseñarla limpia sino poner puertas, ventanas, pagar los recibos de la luz y el agua y, sobre todo, saber escribir correctamente el cartel de "se alquila".

jueves, 5 de septiembre de 2013

7

Y vosotros... ¿para cuándo?

Si hay alguien que rebosa educación y buenas maneras son aquellos que no se han casado y/o no tienen hijos y se ven obligados a soportar durante décadas la pregunta de marras.

Personalmente, siempre me ha sorprendido la falta de respeto de aquellos que, sin ningún tipo de rubor y delante de todos, preguntan a algunas parejas que por qué no se han casado todavía, que por qué no tienen hijos, e impertinencias similares. Para colmo, se cumple la regla por excelencia del cotilleo: a menor familiaridad con las personas interrogadas, más interés por los detalles privados de su vida.

Y es que la respuesta es muy sencilla: los que no se han casado es porque no han querido o porque no han podido. Y la pareja que no ha tenido hijos, más de lo mismo.

jueves, 29 de agosto de 2013

8

Aceptar la edad y vestirse acorde a ella

Hay determinadas prendas y complementos que tienen una edad para presumir de ellos. Todo aquel, fuera de esos años de gracia, que se los ponga buscando el elixir de juventud, lo único que va a conseguir es el efecto contrario.

Solo hay una cosa peor que unos pantalones pirata en un hombre: unos pantalones pirata en un hombre de sesenta años. Tenemos que ser conscientes de que todo tiene una edad, un momento y un lugar en la vida. Al igual que no vamos con chaqué a hacer la compra por el barrio, que es donde deberíamos de hacerla, cumplidos los treinta y cinco tampoco podemos permitirnos ir por la calle como si fuesemos componentes de los Backstreet Boys en un día de playa, o miembros de una mara latina.

jueves, 22 de agosto de 2013

2

El verano en la ciudad

Un año más, las vacaciones van llegando a su fin y las ciudades recuperan su dinámica habitual. Decía D. Francisco Silvela que "Madrid, en verano y sin familia, Baden Baden". Y es que la época estival, para los que, por gusto u obligación, pasamos julio y agosto en la ciudad, es el momento de la reconciliación con el alquitrán, el transporte público y los edificios de veinte alturas.

Semáforos en lontananza que sólo veremos en rojo una vez; aparcamientos gratuitos a menos de diez metros de nuestro destino; camareros que desmontan cafeteras y limpian relojes de pared con parsimonia; vendedores de prensa preparando, alegres, la venidera y próspera temporada de fascículos; autobuses circulando pausadamente donde se sientan en perfecta armonía ancianos, embarazadas y jóvenes de veinte años; señales de ceda el paso que se respetan e, incluso, rotondas donde  por unas semanas existe algo parecido a la preferencia.

miércoles, 14 de agosto de 2013

7

Este verano se lleva el naranja

Cada temporada hay una novedad en las costumbres de la vestimenta. La primavera pasada "se llevaba" el mandarina, este verano se llevan los tonos flúor...¿quién es el responsable de esta locura de nombres y usos y quién decide cuándo deben ir al cajón del olvido?

Se dice que la moda es el gusto de los que no tienen gusto y yo comienzo a estar plenamente de acuerdo con ello. En cierto modo es normal que cada lustro o década desaparezcan determinadas costumbres, como llevar sombrero, pantalones de pata de elefante, cuellos de camisas que llegan hasta el hombro, cazadoras vaqueras con borrego, hombreras de futbolista americano o chaquetas de pana, seña de identidad de todo socialista que se preciase en los años de la transición. Eso se puede llamar cambio de tendencias, evolución de costumbres, desarrollo estético, etc. y tiene su cierta lógica y razonamiento.

jueves, 8 de agosto de 2013

16

Idolatrando a los guiris

Los españoles siempre hemos tenido fama de hospitalarios y eso nos honra. Pero de ahí a convertirnos en los camareros de Europa y perder el culo por cualquiera que venga de fuera debería de haber un gran paso.

La condición de extranjero es algo que en cualquier país es una barrera lógica que hay que superar. Los japoneses dicen "si quieres a tu hijo, hazle viajar". Esa capacidad de adaptación que adquirimos cuando conocemos otras culturas se convertirá en una aliada de nuestras habilidades sociales. Menos en España.

Aquí, lejos de adaptarse, si se quiere triunfar, lo que hay que hacer es inadaptarse. Alguien que venga, se acople a nuestro sistema, aprenda bien el castellano y se integre como cualquier ciudadano nacional, habrá perdido su condición de ser superior y sobrenatural. Ya es un igual y no merece nuestro respeto. Pero si mantiene sus costumbres nativas, se comporta igual que en su país, cultiva sus horarios, nos habla en su idioma y nos trata como indígenas a los que colonizar, ya tenemos capataz que nos indique cuándo recoger el algodón.

jueves, 1 de agosto de 2013

6

Las juntas de vecinos

Meterse a comprar una vivienda tiene una serie de incovenientes económicos que ya todos conocemos. Pero nadie nos avisa de lo que será el infierno en vida: las juntas de vecinos.

Las juntas de propietarios sólo tienen un punto positivo: sirven para conocer los peligros que se encierran en nuestro portal. El pacífico vecino del quinto, informático en una caja de ahorros y aficionado a la filatelia, se transformará en un Charles Manson cualquiera cuando se le informe de que no puede instalar una antena parabólica por la prohibición de la alteración de fachadas. La agradable viuda del octavo, profesora de piano, quien tan amablemente recepcionaba los paquetes de Seur y Buyvip de los vecinos, se volverá una máquina de matar cuando descubra que una estúpida normativa municipal le impide techar su terraza. Y la atractiva y risueña opositora del segundo no dudará en asesinar al presidente de la comunidad, una vez descubra la nueva derrama producida por los delirios de grandeza de sus vecinos, quienes votan por mayoría a favor de instalar mármol en las escaleras del portal.

jueves, 25 de julio de 2013

4

Los viajes al Caribe y los cruceros de verano

En esta época del año tan activa para cruceros y vacaciones en el Caribe, se me pasa por la cabeza la figura de alguien imprescindible en ese tipo de ocio: los animadores.

Personalmente, tengo un nulo interés por este tipo de viajes organizados. En unos me hacen sentir como un fardo que se va descargando por diferentes puertos del Mediterráneo, y en otros como un trozo de mojama secando al sol donde la máxima actividad consiste en ver qué modificaciones hay en el buffet del desayuno o en si han arreglado ya las palas del ping pong.

Ante las situaciones negativas de la vida, el ser humano se ha ido enfrentando a ellas creando profesiones que nos alejen lo más posible de su peligro . ¿Dónde va un bombero? Donde algo pueda salir ardiendo. ¿Y una ambulancia? Donde alguien pueda resultar herido. ¿Y un guardia de seguridad? Donde alguien pueda sufrir un robo. Entonces... ¿dónde va un animador? Sin duda, donde alguien se pueda aburrir.

jueves, 18 de julio de 2013

7

¡Que venga el encargao!

Decía el poeta romano Ovidio que "agua que no se agita, se corrompe". Este blog ya ha cumplido más de un año y ha llegado el momento de agitarlo y permitir que el agua siga su curso.
La filosofía de este blog no es otra que pasarlo bien y, si es posible, trasladarlo a todos aquellos que lo leen. Llegado este punto es necesario abrir el punto de mira y poder tratar una serie de temas que llevan mucho tiempo en el tintero y que hasta ahora, por el perfil que había adquirido el blog y por su título era imposible abordar. Algunos son propios y otros comentados por amigos o por desconocidos que me han escrito a través del email del blog. Si ya considero un privilegio que alguien lea estas líneas, aun más lo es el hecho de que comenten y aporten ideas, por lo que lo mínimo es intentar corresponder. 

jueves, 11 de julio de 2013

4

Showrooming y cobrar por mirar

De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda el showrooming, que básicamente significa ir de tiendas, probarse las cosas, y una vez decidido lo que nos gusta, comprobada la calidad y el tacto, comprarlo por internet a un precio más económico. Para evitar esta práctica, algunos establecimientos han optado por contrarrestarlo cobrando solo por mirar, aunque no nos llevemos nada.

Dicen que cuando aparecieron los porteros automáticos, los serenos, para no perder el negocio de abrir los portales, los manipulaban para que dieran una pequeña descarga eléctrica a quienes los pulsasen. Como no era una sensación del todo agradable, los vecinos recurrían a los vigilantes, quienes al llevar botas de agua con suela de goma, apenas notaban la descarga y cambio recibían una buena propina.

jueves, 4 de julio de 2013

6

Aries: no te quedes en casa.

"Aries: No te quedes en casa y sal a conocer gente. Te sentirás atraído por personas con vidas originales". ¿De verdad un periódico posicionado en la categoría de prensa de calidad puede permitirse semejantes chorradas?  

El grado de dureza de rostros del estilo de Rappel, Octavio Aceves y demás ralea que pulula por las páginas pares de algunas cabeceras y programas de madrugada, supera con creces al diamante. Es de vergüenza que prensa de un cierto prestigio cuente entre sus filas con individuos que tiran, entierran e incineran los principios de un grupo editorial con la mayor tranquilidad del mundo, mientras en las mismas páginas hay redactores que malcomen y mal duermen contrastando informaciones con el fin de aplicar ese criterio que tan bien queda en el código deontológico del grupo informativo.

Horóscopo de Tauro, ayer miércoles, en el diario El Mundo: "Siguiendo un tipo de vida sano se pueden evitar

jueves, 27 de junio de 2013

9

Tabaco: ¿en paquete o en cartón?

Teniendo en cuenta que un paquete de tabaco cuesta lo mismo comprándolo suelto o en cartón... ¿por qué no animarse por este último y quitarse la visita diaria al estanco durante una temporada?

Cierto es que el tabaco cuesta lo que cuesta, y que no es lo mismo soltar un billete de cincuenta por un cartón que cinco euros  por un paquete de cigarrillos. Pero, sabiendo que el que fuma un paquete diario sabe que lo va a hacer durante algún tiempo ¿por qué no comprar cartones y evitar el constante peregrinaje a la expendeduría? De ese modo se solucionaría la angustia de quedarse sin tabaco y tener que bajar a las dos de la mañana a la tienda de los chinos o a la gasolinera, exponiéndose a peligros desconocidos, a sumar a los de arterias y bronquios. O teniendo que pagar un precio más alto al verse obligado a comprarlo en la máquina del bar.

jueves, 20 de junio de 2013

6

Autobús, metro y ventanas rotas

Si uno tiene una posición económica elevada y puede permitirse pagar las altas tarifas del metro, autobús o tren de cercanías, verá que las instalaciones son verdaderas obras de ingeniería en contra del vandalismo. Está estudiado para que incluso los más salvajes se aburran.

En 1969 se llevó a cabo un proyecto en EE.UU. llamado ventanas rotas donde se hizo lo siguiente: se dejaron en la calle dos coches de la misma marca, modelo y color. Uno en el Bronx, zona pobre de Nueva York, y otro en Palo Alto, California, zona residencial y de pasta. El coche del Bronx fue rápidamente desguazado y no quedó ni el cenicero. El coche de Palo Alto se mantuvo intacto. Continuando con el experimento, se rompió un cristal del coche de Palo Alto. El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx. Es decir, que al final todos somos iguales y lo único que hace falta es que nos toquen un poco las palmas, al estilo californiano.

jueves, 13 de junio de 2013

4

Los gorrillas de los aparcamientos

Si hay algo que incomoda a cualquier conductor es tener que buscar un hueco donde aparcar. Pero aún incomoda más que cuando lo encontramos haya un personaje de mirada amenazante esperando una propina nuestra por el mero hecho de haber dado sombra al alquitrán donde irán nuestras ruedas.

¿Cuáles son los puntos fuertes de los gorrillas? Hay dos. El uniforme y el chantaje. El primero para los guiris y el segundo para los españoles.

1. El uniforme. Todo gorrilla que se precie lleva en su cabeza, como su supuesta profesión indica, una gorra con visera. Estas no suelen ser de publicidad, pues eso quita oficialidad al atuendo. Las otras tres prendas obligatorias son el chaleco reflectante, la riñonera y la vara de avellano, castaño, o similar, con la que señalar el hueco y dirigir la orquesta automovilística. Todo ello crea un conjunto visual-intimidatorio que puede recordar, mínimamente, a un agente de tráfico de una república bananera. Prácticamente, donde nos encontramos. Esto permite que una familia noruega, de vacaciones por Fuengirola, pueda cometer el error de creer que es la autoridad a la que hay que abonar la tasa correspondiente por aparcar.

jueves, 6 de junio de 2013

2

Frases para pedir limosna

Difícil trago aquel en el que, dando todo por perdido, no queda más que sentarse en el duro suelo y entregarse al prójimo suplicando unas monedas. Sin ánimo de frivolizar ante algo tan amargo, si observamos los carteles de aquellos que piden, veremos que hasta para pedir limosna hay que tener maneras.

Una leyenda clásica de los redactores publicitarios cuenta que un invidente pedía limosna acompañado de un cartel donde se leía "soy ciego" y nadie echaba ni una moneda. De repente, alguien paró, escribió sobre el cartón, y pocos minutos después comenzaron a caer monedas sin parar. Ese alguien había dado la vuelta al cartel y había escrito "ha llegado la primavera y yo no puedo verla". Todo un ejemplo de la importancia de las palabras adecuadas.

jueves, 30 de mayo de 2013

9

El boli, el cordel y la caja de ahorros.

Un bolígrafo de plástico, roto, viejo, mordido y sin capuchón, atado de la manera más cutre posible a un cordel de esparto, es un fiel reflejo de lo zafios y rastreros que pueden llegar a ser los bancos y cajas de ahorros. Lugares donde, paradójicamente, más dinero se mueve.

Muchos nos quejamos de que los bancos nos engañan, de que son unos estafadores, de que no juegan limpio, pero estamos confundidos. Las entidades financieras dejan clarísimas sus intenciones desde el momento en el que nos apoyamos en el mostrador y echamos un vistazo a nuestro alrededor.

Empresas como Banco de Santander, Caixa de Cataluña o BBVA, con beneficios de más de 1.600 millones de euros en un trimestre, tienen la osadía de crear textos publicitarios como "Queremos ser tu banco" o "Tú eres la estrella" y al mismo tiempo ofrecernos un bolígrafo de plástico, en un estado deplorable, para que firmemos nuestra propia sentencia a cadena perpetua. Sentencia con grilletes y bola de 30 kgs.en forma de préstamo personal, con intereses que rozan la usura, o con condenas en forma de hipoteca a cuarenta años y un día.

jueves, 23 de mayo de 2013

4

Premium y Etiqueta negra

Es tal nuestro consumismo , y el ciclo de los productos tan efímero, que buscar un nombre que sea sinónimo de calidad en el menor tiempo posible es muy complicado. Así que hay que recurrir a adjetivos que, de algún modo, estimulen el proceso.

Vega Sicilia, Chivas Regal, Sebago, Louis Vuitton, Cohibas, Omega o  BMW respiran calidad. Su fama es merecida, pues ha sido ganada a base de esfuerzo, tesón y preocupación por los detalles. El tiempo ha sido justo juez, determinando que esos artículos merecen la pena y también quien ha permitido aumentar el precio de los mismos año tras año, pues lo bueno suele ser caro, aunque a la larga no lo sea tanto.

jueves, 16 de mayo de 2013

2

Los clubs de carretera

Si hay un sector que ha sabido posicionarse y ser conocido sin necesidad de invertir en grandes señalizaciones, ese es de los clubs o pubs de carretera. Algo han hecho muy bien para que no haya confusión. Ni siquiera los niños, ajenos a lo que se cuece dentro, hacen mención a parar allí, por mucho que se estén haciendo pis.
Este tipo de locales sabe que, como si fuese el juego de la ruleta de la fortuna, sólo es necesario comprar tres consonantes y una vocal: C, L, B y la U. A partir de ahí, montar un par de fluorescentes rosas y verdes, y a trabajar. Ese rótulo y esa combinación de colores deja claro que  ese no es el sitio indicado para parar a estirar las piernas con la mujer y los niños, pues de estirar las piernas ya se encargan las chicas que hay dentro.

jueves, 9 de mayo de 2013

10

Museos del Jamón y Paraísos del Café.

Gran verdad es la del refrán "Dime de qué presumes y te diré de qué careces". Basta que alguien presuma de algo para que nos inspire cierta desconfianza y que, habitualmente y por desgracia, el tiempo nos acabe por dar la razón.

Un ejemplo claro, y siguiendo con esta etapa gastronómica del blog, la encontramos en aquellos sitios que en su nombre presumen de algo y que, finalmente, suele alejarse bastante de lo esperado. De nuevo caemos en eso tan peligroso que es exagerar algo, aumentando las expectativas del consumidor, quien cuando se encuentra con la realidad, inferior a lo esperado, sufre la decepción.

jueves, 2 de mayo de 2013

4

El nombre de los restaurantes

Poco a poco se van perdiendo las costumbres y cambiando las modas. Una de ellas era la de llamar a los restaurantes con un nombre rimbombante, largo, y de varias palabras. Que denotase poderío y buen hacer.

Lejos quedaron aquellos días de Casa Pepe, Casa Juan, Casa Paco y demás. Poco a poco fueron cayendo en el olvido. Aquellos cuartos de baño, con una cuerda de esparto a modo de tirador de la cadena y un bote de Mistol recortado haciendo las veces de cubilete para la escobilla dejaron paso a elegantes puertas de madera y brillantes sanitarios de donde las moscas huían dando la batalla por perdida. 

Llegó la hora de acondicionar el patio trasero, que hasta entonces había sido tendedero de blancos lienzos con eternos cercos de vino, campo de juegos de perros y gatos sin collar ni microchip y garaje improvisado de triciclos y bicicletas. Todo fue sustituido por atractiva piedra de pizarra, un carro de arrastre en madera de pino y roble, tinajas de barro de 50 litros y todo tipo de aperos de labranza de principios del siglo pasado. Y se llegó a la conclusión de que toda esa exclusividad no podía convivir con términos tan comunes como Casa Manolo o Restaurante El Cruce.

jueves, 25 de abril de 2013

7

Los anuncios de comida internacional

Una de las reglas de oro de la publicidad es la de transmitir credibilidad a través de los anuncios, y para ello hay que recurrir a estereotipos que resulten fiables. No tendrá el mismo resultado que nos anuncie un libro de mecánica de motos Ángel Nieto a que lo haga la ahora vapuleada Isabel Pantoja.

Particularmente, siempre me ha parecido curiosa esa búsqueda del plus de credibilidad empleando voces extranjeras para potenciar determinados productos, especialmente los de comida. Parece ser que los raviolis no tienen el mismo atractivo si los presenta un vallisoletano, en un perfecto castellano, a que lo haga alguien con acento napolitano, aunque luego sea de Villatobas o de Hornillos de Eresma. Y no digamos ya si los anuncia una italiana en toda regla, como hizo en su día Sofía Loren.

jueves, 18 de abril de 2013

5

La decoración de las consultas

Ni la Tate Gallery londinense, ni el Moma neoyorquino ni el Prado Madrileño. Si uno quiere ver arte en estado puro no tiene más que acercarse a la consulta del dentista, del notario o del podólogo y regocijarse con las obras de arte que cuelgan de la pared. Y además, no nos ponen pegas para hacer fotos.

Si hay un lugar que define la palabra eclecticismo ese es cualquier pared de una consulta. Desde al abogado de mayor renombre al dermatólogo recién licenciado, todos ofrecen en sus paredes unas pinacotecas donde comparten espacio extrañas acuarelas de gaviotas sobrevolando un mar de lava, junto con una curiosa pieza de fruta pintada al óleo que juega al despiste entre melocotón, manzana y sandía. Y ambos acompañados de un retrato de un metro por metro y medio de un payaso triste, acabado, con una flor marchita entre sus manos, quien, da igual dónde nos situemos, parece seguirnos con la mirada. La inquietud que necesitamos antes de entrar a que nos hagan una endodoncia.

jueves, 11 de abril de 2013

6

¿Qué ha dicho la radio?

La frase "¿qué ha dicho la radio?" fue muy habitual durante décadas. Lo que escuchásemos a través de ella nos valía. No hay más que recordar el 23 de febrero de 1981, que por algo se llamó la noche de los transistores. Pero ¿dónde ha quedado aquella radio con sus simpáticos anuncios, su información precisa y sus concursos?

La radio ya no es ni sombra de lo que era. Ahora prácticamente se basa en emisoras musicales, informativos basados en las agencias de noticias (lo que implica que todas ofrezcan la misma información), y programas nocturnos para compartir desgracias con insomnes, parados y opositores. O aburridas tertulias donde invitados de gran calibre, pseudo periodistas de la prensa rosa, dan lecciones de demagogia y recomiendan impunemente lecturas como la biografía no autorizada de Belén Esteban.

jueves, 4 de abril de 2013

11

¿Merecen la pena las rebajas?

Durante los periodos de rebajas compramos artículos con un descuento relativo sobre épocas anteriores. Si echamos cuentas, no sólo monetarias, de lo que hemos dedicado a la compra de esa prenda ¿habrá merecido la pena?
Muchas veces nos quedamos únicamente con una idea en la mente: la diferencia entre el precio original del artículo y lo pagado por ello. Haciendo esta lectura, no hay duda de que somos unos águilas del consumismo, pero si rebobinamos toda la escena, quizás no ha sido tan interesante como puede parecernos. Depende del valor que le demos al dinero y al resto de las cosas.

Supuesto en época de rebajas: el primer sábado de la temporada de descuento nos levantamos temprano para ir al centro comercial en busca de una camisa rebajada un treinta por ciento. Atasco en el desvío de la autovía que da acceso a dicho centro. Todo el mundo quiere beneficiarse de las gangas. Entramos en la tienda, que ya lleva abierta una hora, y encontramos el armagedón: jerseys tirados por los mostradores con las mangas al revés, camisas con los cuellos negros, pantalones de hombre en la sección de ropa interior femenina, colas interminables en la caja y empleados desbordados que con la excusa de "voy a ver si hay en el almacén" vuelven a los diez minutos con un fuerte aliento a tabaco y cara de circunstancias. Para colmo, no queda nuestra talla de la camisa.

jueves, 28 de marzo de 2013

6

¿Dejamos propina?

¿Cuál es la razón de dejar propina? ¿Lo hacemos para gratificar a los demás o para que no nos tachen de rácanos? Dejar propina puede cubrir desde un pago por un servicio bien prestado que complemente un salario bajo, a esa hidalguía hispana que nos libre de que nos señalen como avaros por muy mal que nos hayan atendido.

Hay países en los que esta costumbre tiene toda la razón de ser. Los camareros tienen un sueldo mínimo que se complementa con propinas elevadas, lo que crea la cadena de buen servicio=satisfacción del cliente=recompensa al trabajador=satisfacción de este, y la rueda vuelve a empezar.
La  paradoja se presenta cuando nos atienden de manera nefasta y aún así, dejamos propina. Quizás no sea una gran cantidad, pero esas monedas sobre el plato de plástico en imitación madera lavan nuestra imagen. Aunque el servicio haya sido penoso. No nos tachen de lo que no somos.

jueves, 21 de marzo de 2013

11

Elegir el color del coche

Si de por sí ya es complicado elegir un coche entre tantos modelos, tantos extras y tan reducidos presupuestos, el asunto de la selección del color puede suponer, además de una prueba de fuego para una pareja, una crisis existencial entre tanta gama y, sobre todo, de nombres tan extraños.

Hay determinadas personas a las que si nos sacan de los colores básicos (rojo, verde, azul, amarillo, blanco, negro, etc.) nos meten en un compromiso pictórico del cual saldremos irremediablemente mal parados. Si nos preguntan por el vestido de la novia diremos que es blanco, dejando clara nuestra ignorancia tonal y poco sentido estético. Las novias no van de blanco a secas. Visten de blanco roto, blanco marfil, blanco puro, blanco perla o blanco champagne, que es un tono ideal para novias de piel bronceada o apiñonada (?)

jueves, 14 de marzo de 2013

4

El marketing viaja en taxi

El sector del taxi es para unos un conjunto de conductores profesionales dispuestos a llevarnos a nuestro destino cuando y donde sea, mientras que para otros es una pandilla de bandoleros, herederos de los siete niños de Écija, dispuestos a hacernos un siete en la cartera al menor descuido. Independientemente de opiniones, es un gremio que se está aplicando mucho en lo que a servicio al cliente y técnicas de marketing se refiere.

Además de la función principal del taxista, que es llevarnos de A a B, hay una atención al cliente que se se basa en la complicidad entre conductor y pasajero. Aquí es donde entra la típica solicitud de "un lugar donde tomar una copa esta noche, que soy de fuera". El chófer segmentará perfectamente el perfil del pasajero y le trasladará al bar de moda de la zona chic de la ciudad, al barrio de las banderas arco iris, o a otro tipo de locales más enfocados a combatir la soledad del forastero. Esto está tan extendido que hasta en la propia revista de la Gremial del Taxi, determinados locales ofrecen una comisión a los taxistas por llevar a sus clientes allí.

jueves, 7 de marzo de 2013

7

Publicidad a ras de suelo

Si paseando por la calle, en horas no comerciales, observamos los negocios que tienen cierre metálico, veremos como en la parte más baja, donde está la cerradura, hay todo un arco iris de pegatinas puestas por los distintos cerrajeros que han pasado por ahí. ¿Cual es la que hay que elegir? ¿Cuál es la buena? ¿Quién nos sacará del apuro?

Personalmente, creo que falta innovación en el mundo de los cerrajeros. Todos ponen el mismo tipo de pegatinas: 24 horas, servicio económico, rapidez, etc. Varía ligeramente el tamaño, la geometría y el color de esas pegatinas, pero básicamente, todos ofrecen lo mismo. 
Yo nunca he tenido un comercio, pero me planteo la duda de si, en caso de tenerlo y encontrar el cierre atascado, sabría elegir entre la amplia gama tonal que encontramos a nuestros pies. ¿El cerrajero de pegatina azul? ¿El de la roja? La decisión se antoja complicada, y más cuando cada minuto que pasa con nuestro negocio cerrado posiblemente estamos perdiendo clientes y, seguro, dinero.

jueves, 28 de febrero de 2013

13

De lo retro y lo vintage

Retro y vintage son dos términos que ya llevan un tiempo de moda, y que básicamente son la denominación de todo aquello que no nos sirve para nada, que lleva años soportando polvo y efluvios de alcanfor, y que queremos quitarnos de enmedio pero no a cualquier precio.

Si tenemos algo en casa que no ofrece ningún interés y tiene algo de tiempo, es el momento de sacarle brillo (o no) y ponerlo a la venta con el calificativo de retro. Sea lo que sea. Calcetines retro, grapadora retro, zapatillas retro... y lo mismo para vintage: bolígrafo vintage, sombrero vintage, reloj vintage, escobilla de baño vintage...
No tenemos más que echar un vistazo a la página de compra venta por excelencia, y buscar todo aquello que encontremos bajo estos términos. Por vintage aparecen  nada menos que 5.755 artículos en venta, y por retro "sólo" 2.729. Vintage ofrece el toque chic de lo extranjero y siempre tiene más tirón.

jueves, 21 de febrero de 2013

4

Pisos para entrar a vivir (y II)

El jueves pasado hicimos un repaso por el enrevesado lenguaje empleado por las inmobiliarias y cómo recurrián a los eufemismos más curiosos para evitar llamar a las cosas por su nombre. El tema daba tanto de sí que era mejor dividirlo en dos entregas y que estas fueran menos tediosas, así que continuamos con el tema.

En el fondo, quizás sea que las inmobiliarias nos quieren echar una mano evitando que cometamos el error de comprar la vivienda, y más en la época actual. Como no lo pueden decir abiertamente, nos mandan mensajes encubiertos intentando salvarnos del Anticristo.

Frente a hospital: lo que promete seguridad, en realidad significa ruido de sirenas de ambulancia, aparcamientos reservados donde nunca podremos estacionar y decenas de personas fumando en la acera impidiendo el paso al portal. Muy habitual que nos la vendan con la ya comentada, el pasado jueves, virtud del doble acristalamiento.

jueves, 14 de febrero de 2013

4

Pisos para entrar a vivir (I)

Nada mejor para aprender un nuevo lenguaje que ponerse a buscar piso. Si dedicamos una semana a ver folletos de inmobiliarias, a seleccionar aquellos pisos que entren dentro de lo que parece encajarnos, y finalmente perdemos el tiempo en ir a visitarlos, podremos descubrir en sus técnicas de marketing y publicidad un nuevo lenguaje que nada tiene que envidiar al del autor del Señor de los Anillos.

Teniendo en cuenta la comisión que se llevan las inmobiliarias en la venta de un piso, un mínimo detalle sería incluir un pequeño diccionario aclaratorio de algunos términos que pueden llevar a error a muchos de los inocentes y sufridos compradores.

jueves, 7 de febrero de 2013

9

El marketing de farola

Ya vimos en esta entrada anterior cómo la gente se busca la vida como puede, y eso incluye darse a conocer en todos los soportes posibles. En paradas de autobús, semáforos y farolas tenemos infinitos anuncios por palabras. Es curioso estudiar su evolución, y cómo han influido algunos factores como la inmigración.

Ya desde pequeños descubrimos el poder de atracción que tienen los soportes verticales a la hora de transmitir información. La cosa comenzó cuando con nuestra navaja suiza, herencia generacional de hermanos, dibujábamos en la corteza de un sacrificado abedul un corazón con nuestra inicial y la de, por entonces, nuestro amor platónico.
Una vez comprobada esa atracción, años después nos planteamos utilizarlos para encontrar trabajo, ofrecernos para dar clases de guitarra española, o alquilar apartamentos luminosos y de doble acristalamiento, eufemismo de pisos interiores y ruidosos.

jueves, 31 de enero de 2013

2

Hombres, mujeres, cuero y tabaco

Miro el calendario de mi mesa, que incluye cada día del año un anuncio de las décadas 60 y 70, y me resulta curioso ver como en publicidad algunas cosas no han cambiado nada y otras, por el contrario, no hay quien las reconozca. La masculinidad, por ejemplo.

Hace décadas se decía que el hombre debía oler a cuero y a tabaco. Y viendo el anuncio del calendario, de un after shave denominado Yardley, no hay duda de que esa máxima tenía tirón. El texto dice algo como "Cuatro grandes fragancias masculinas. Una de ellas es totalmente nueva". 
Según esta imagen, todo hombre viril que se preciase, debía de ir con guantes de cuero, fumando, echando un buen pestuzo a coñac, y oliendo a una fragancia que tiene una pinta de pachulí que echa para atrás. Si comparamos la loción aquí presente con la pegajosa colonia Varón Dandy, seguramente esta última emita los mismos efluvios que una grapadora. Ninguno.

jueves, 24 de enero de 2013

4

La publicidad en el deporte

Prácticamente todo equipo deportivo que se precie tiene alguna marca impresa en sus camisetas, pantalones, cascos, bicicletas, motos y estadios. Incluso los árbitros de fútbol, supuesto ejemplo de imparcialidad, lucen en sus mangas marcas que nada tienen que ver con el deporte. Pero ¿dónde está el límite?

Una cosa es que un equipo cargue con publicidad a cuestas para salir adelante, y otra muy distinta es que, por culpa de esa publicidad, ya no sepamos ni de qué ciudad son los equipos que están jugando.
En el caso del balonmano, y hablamos de equipos de primera división, encontramos perlas como las siguientes: Naturhouse La Rioja, GlobalCaja Ciudad Encantada, Academia Octavio, Helvetia Anaitasuna o Reale Ademar León. El mundo del fútbol sala no se queda atrás, y bautiza a sus equipos con nombres como Colegios Arenas Gáldar, Inter Movistar, Ríos Renovables o Fisiomedia Manacor.