jueves, 27 de junio de 2013

9

Tabaco: ¿en paquete o en cartón?

Teniendo en cuenta que un paquete de tabaco cuesta lo mismo comprándolo suelto o en cartón... ¿por qué no animarse por este último y quitarse la visita diaria al estanco durante una temporada?

Cierto es que el tabaco cuesta lo que cuesta, y que no es lo mismo soltar un billete de cincuenta por un cartón que cinco euros  por un paquete de cigarrillos. Pero, sabiendo que el que fuma un paquete diario sabe que lo va a hacer durante algún tiempo ¿por qué no comprar cartones y evitar el constante peregrinaje a la expendeduría? De ese modo se solucionaría la angustia de quedarse sin tabaco y tener que bajar a las dos de la mañana a la tienda de los chinos o a la gasolinera, exponiéndose a peligros desconocidos, a sumar a los de arterias y bronquios. O teniendo que pagar un precio más alto al verse obligado a comprarlo en la máquina del bar.

Cuando uno va al colmado no se lleva un filete o un botellín de cerveza. Coge varias unidades para así poder abastecerse varios días. No tiene sentido bajar a por un filete hoy y mañana a por otro, sabiendo que al día siguiente va a tener el mismo destino. Del mismo modo, si uno tiene la costumbre de tomar una cerveza a la hora de comer, comprará varias de una vez y tendrá reservas para varios días.

¿Compramos en pequeñas dosis para sentirnos menos adictos que aflojando de golpe cincuenta euros por nuestra droga particular? ¿Comprar un cartón es admitir sentirse más enganchado al tabaco que comprando un paquete durante diez días seguidos?

Hay países donde comprando un cartón de tabaco, el precio se reduce bastante respecto al paquete individual, pero aun así tampoco cuaja. Ni regalando mecheros, pitilleras y demás parafernalia. Por alguna razón ese bloque de doscientos cigarrillos no acaba de satisfacer al consumidor. 

9 comentarios:

  1. Me ha encantao lo de "exponiéndose a peligros desconocidos" aaaaaaaaaaaaaaaaajajajaja.

    La verdad es que esto es algo sobre lo que he pensado...un par de veces. Por alguna razón que no llego a comprender, está mal visto lo de los cartones.

    Pero vamos, a no ser que gusten esos paseos a estancos y demás garitos extraños, y sobre todo si los ponen más baratos, ¿qué hace la gente que no los compra en cartones de cartones?

    Saludos, señor.

    Por cierto: FUMAR ES MALO.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que será algo similar a lo que ocurre con la gasolina, echándola de 10 en 10 euros (antes eran típicas las 1000 pesetas) sin llenar el depósito, aunque se va a gastar igual y se corre el riesgo de que cada vez que se reposta el precio del carburante ha subido. Como dices, será que cuesta más soltar la guita de golpe: mejor ir tirando con poca cantidad de producto por si ese dinero lo necesitamos para otra cosa antes de que llegue el día de cobro.
    Aunque al precio que está el tabaco igual se convierte en el nuevo valor refugio para ahorradores, sustituyendo al oro, y los especuladores empiezan a comprarlo por cartones y cartones.

    Un saludo.

    Llorente.

    ResponderEliminar
  3. Hoy he comprado mis dos últimos cartones de tabaco. He comprado dos en previsión de la próxima subida de precios; normalmente compraba sólo uno. Y digo que son los últimos porque dejaré de fumar a principios del mes de agosto (al menos lo intentaré).

    Como fumador de hace más de 20 años, creo que el motivo de no comprar cartones es controlar el consumo. Si en casa sólo tienes un par de cajetillas, te lo administras un poco más, hay cigarros que no fumas pensando en que esas dos cajetillas te tienen que durar un tiempo determinado. Si tienes el cartón, sientes que no hay peligro de quedarte sin tabaco en un momento inoportuno y como consecuencia, fumas más.

    Aún así, yo he sido comprador habitual de cartones por la comodidad de no tener que ir cada dos días al estanco.

    Por cierto: FUMAR TIENE SUS COSAS BUENAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tiene de bueno fumar, aparte de la interesante pose de fumador, cuando se fuma bien?

      Ahh, control de consumo, mucha razón tiene usted, J, suena muy posible.

      Eliminar
    2. Pues ya ha dicho usted una cosa buena en la que yo no había caído. Puede ser que mi señora esposa se enamorase de mí por mi interesante pose de fumador... Otra cosa buena: fomenta la socialización y la camaradería con otros fumadores.

      Eliminar
  4. Carolina: Creo que J da en el clavo con su comentario y que es una cuestión de control de consumo. Respecto a lo de que fumar es malo, ya se sabe. Cada vicio tiene sus cosas buenas y malas. Yo estoy bastante enganchado a la comida española, y aunque la disfruto mucho, cuando me tengo que hacer análisis vienen los remordimientos y lo de "tengo que dejar la fabada y los callos, van a acabar conmigo..."

    Llorente: Acaban de subir de nuevo 17 céntimos la cajetilla de tabaco; lo cual implica que si se compra en máquinas o bares el incremento es de más de treinta céntimos. Un individuo yendo a comprar tabaco comienza a ser una posible víctima de las bandas organizadas y del secuestro express. Dentro de nada en los chalecos amarillos no pondrá "compro oro" sino "compro tabaco".

    J: Creo que tu punto de vista tiene mucha lógica. Ese autocontrol que da el tener menos tabaco es muy acertado. Como en todo, si hay poco usas poco. ¡Mucho ánimo para ese reto veraniego!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, cierto que ha dado en el clavo.
      Enganchado a la comida española. Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajaja. Y quién no? Es la mejor, ¡con diferencia! Aunque yo no soy de callos ni casquerías.

      Eliminar
  5. Yo creo que es una cuestión de economía. Tener la despensa llena de cualquier cosa sale muy caro porque no favorece la economización. Si hay a mano, consumes más; si tienes que bajar al estanco, puede que consumas algunis cigarrillos menos en lo que te decides a bajar o pasas por el estanco.

    Creo que sucede lo mismo con cualquier paquete grande de cualquier producto, por ejemplo, comestible. La gente prefiere comprar por unidades o pequeños packs porque sabe que, a la larga (y aunque el precio de la unidad en paquete grande sea menor), es más barato.

    Probad a comprar veinte tabletas de chocolate y a tenerlas en la despensa. Seguro que duran un plis plas, mientras que si las compras por unidad comes de menos en menos porque sabes que se acaba.

    ResponderEliminar
  6. Lo que ha explicado J mucho mejor que yo, vamos.

    ResponderEliminar